19.4.08

Todo vale contra el enemigo político

Terrorismo jurídico-penal, por el jurista Javier Ramos Sánchez


Hagan, si son tan amables, el pequeño esfuerzo intelectual de sustituir el término «terrorismo» por el de «disidencia política» y comprobarán, de inmediato, lo sorprendentemente claro que resulta todo lo que está acaeciendo en el Estado español desde hace ya demasiado tiempo.

La doctrina penalista más encumbrada puede realizar todo un elenco de filigranas explicativas acerca de la denominada interesadamente «delincuencia terrorista» para, en definitiva, llegar a una misma conclusión: si no podemos «reinsertarlos», destruyámoslos. Bien, el argumento no es muy correcto políticamente hablando, pero así nos entendemos todos. Sobran, por tanto, otros «argumentos» clásicos de la ciencia jurídico-penal, como el de la prevención -general o especial- la reinserción, etcétera, porque aquí no hay más propósito que la inocuización física y política del disidente.

No se trata de castigar de un modo especial a delincuentes «especiales» por el hecho de que cometan crímenes horrendos o se hayan integrado en organizaciones criminales especializadas. La legislación penal española, cuyo paradigma del esperpento valleinclanesco es la LO 7/2003 y la complementaria «doctrina Parot», no tiene otro destinatario que el activista político -armado o no- vasco -y, a veces, también español- en la medida en que no acepta las «reglas del juego» de la denominada «democracia» española. No va dirigida, pues, a violadores o a psicópatas asesinos, ni siquiera a grandes narcotraficantes, pues todos éstos, al final, pueden eludir perfectamente los grilletes procesales-penales-penitenciarios que impiden a una persona recobrar la libertad en un plazo razonable. Y, en efecto, todos la obtienen antes o después. Todos menos los «enemigos», los que no aceptan las reglas del sistema que «nos hemos dado democráticamente los españoles y ...», y justamente por eso mismo, porque no son -no se consideran- españoles. Luego son enemigos de guerra y como tales son tratados.

Extraido de Insurgente

Leer más aquí
http://www.insurgente.org/modules.php?name=News&file=article&sid=13318


-----------







Greenpeace pide a Protección Civil que publique los registros de la Red de Alerta Radiológica desde el mes de noviembre, cuando se produjo la fuga de radiactividad.

"Greenpeace lamenta que la Dirección General de Protección Civil y Emergencias trate de confundir a la opinión pública con respecto al escape de radiactivdad de la central nuclear de Ascó, utilizando de forma sesgada y acientífica la información de la Red de Alerta Radiactiva (RAR)."

leer más en Greenpeace
http://www.greenpeace.org/espana/news/protecci-n-civil-desinforma-a





Besos y Agur

No hay comentarios: