9.12.08

La Excusa



Siempre me ha parecido muy intrigante el tema de la excusa.
La excusa es un termino que algunos usan con verdadero desvario, que lo hemos escuchado desde muy jóvenes y que ha servido para reprimir muchas respuestas ante el acoso coercitivo de una fuerza superior, ya sea tu padre, tu maestro, tu hermano mayor, el guarda jurado de turno o los propios estados.
Con la excusa de tal has hecho cual, con la excusa del tambor has montado una banda, con la excusa de la moto ya no te pierdes una fiesta... lo hemos oído desde nuestra mas tierna infancia.

La excusa es un recurso fundamental para defender lo que creemos que es justo y tomar la iniciativa, crear nuevas expectativas, formar nuevos postulados en la toma de decisiones.
Según la Real Academia Española, Excusa se define como "Motivo o pretexto que se invoca para eludir una obligación o disculpar una omisión".
Pues creo que esta claro. Cuando tenemos una excusa la cosa no va a mayores. Es un estado de limbo moral, una coartada para acciones opuestas a lo obligado o permitido.

Una y otra vez estoy leyendo perplejo las noticias sobre los actos de protesta que están ocurriendo en Grecia a raíz del asesinato de
Alexandros Grigoropoulos y no salgo de mi asombro. ¿Quien puede creer que semejante descontento social es una excusa ante la muerte del joven Alexandros? Solo una mente retorcida o simplona puede llegar a esta conclusión.
Los cientos de miles de manifestantes que estos días protagonizan las protestas en Grecia no son producto de una excusa. No salen de una rabieta por un hecho concreto. El tiroteo a este joven no ha sido mas que el detonante de años de políticas liberales, de escándalos , de corrupción, de reformas económicas brutales, de gobiernos que se alejan del trabajador y los obreros para contentar a los poderosos bancos y corporaciones, de una policía, la griega, llena de torturadores y déspotas de tiro fácil, de una juventud mal llamada generación 700, por los 700 euros de sueldo que les pagan...

Este ataque fascista, brutal y no provocado por parte de la policía griega ha creado un sentimiento extenso y profundo de repugnancia en toda la sociedad griega. Recuerda a todos las acciones criminales de las fuerzas policiales griegas en el pasado, los años negros de la dictadura de los coroneles (1967-1974), pero también ha servido para recordar a la mayoría de las personas los métodos brutales de la policía griega durante los últimos cuatro años de gobierno de la derecha. Hace dos años en Tesalónica, seis oficiales de policía golpearon brutal y despiadadamente a un estudiante chipriota, provocándole heridas graves, tanto físicas como psicológicas. En el mismo período un oficial de policía hirió gravemente a un joven profesor utilizando un puño de hierro. Regularmente muchos inmigrantes son golpeados por la policía griega, sobre todo en las comisarías de Atenas, como demuestran muchos vídeos que han sido emitidos en distintas emisoras de televisión griegas. Todo esto son sólo unos cuantos ejemplos de las acciones "democráticas" del estado burgués griego en los últimos años de gobierno de Nueva Democracia (ND).

Leer más aquí

Y de nuevo volvemos a escuchar la tarara de los radicales anarquistas y la extrema izquierda como los mas violentos y traumáticos alborotadores de la sociedad, como los que queman, destruyen, saquean, ultrajan la convivencia y la propiedad privada de las buenas gentes, de los buenos votantes, de los ciudadanos de primera, de los que necesitan protección ante tal sorda de degenerados rojos melenudos.

Nada mas lejos de la realidad, amigos. La excusa no es lo que ha movido ha estos jóvenes a mostrar su horror ante tantos despropósitos y sin sentidos de esta nuestra pulcra y bendita sociedad occidental y democrática. Lo que mueve a estos manifestantes es la rabia, el hastió, la injusticia y el desasosiego ante lo que les avecina. Una sociedad policial, fuertemente controlada por el estado corporativo, sin representación, sin democracia, sin ley.
Así que la opción que han aprendido de vosotros, los lideres, es a destruir. Si, es triste.
A destruir. Lo que pasa es que unos, los terribles alborotadores de extrema izquierda, sin mas armas que sus pies y sus manos, se enfrentan a una maquinaria perfectamente engrasada y diseñada para una batalla desigual. Sus medios de comunicación, sus fuerzas de seguridad, sus ejercidos de lacayos corporativos, su democracia corrupta. Su dialéctica de la falsedad no va por ahí quemando tiendas y bancos. Lo suyo son otros campos de batalla. Los genocidios.

Con la excusa de las torres gemelas, trabajo de derribo de la CIA, arrasaron Afganistan y dejaron Irak en la edad de piedra, con millones de muertos a sus espaldas. Con la excusa de la seguridad Israel asesina lentamente a millones de Palestinos. Con la excusa de propiedad Marruecos esta torturando y asesinando a Saharauis cada día. Con la excusa de la guerrilla el narcoterrorista Uribe asesina impunemente a millares. Con la excusa del terrorismo nos controlan, nos vigilan, nos monitoran, nos asedian, nos controlan. Con la excusa de la crisis mundial el dinero de los impuestos va a manos de los banqueros y corporaciones, los mismos que han creado la trama. Con la excusa de déficit se despiden a millones de trabajadores. Con la excusa de perdida de industria y tarbajo el planeta se va al carajo.
Y así la lista seria interminable. Con la excusa. Si, con la excusa.

La excusa es lo que manda. Ojo por ojo y diente por diente. Esa es la doctrina de occidente.
Y es lo que esta ocurriendo actualmente.
Mientras, unos jóvenes desmotivados, sin formación, sin expectativas, rompen y destrozan los centros de consumo y se les llama anarquistas, gentes de extrema izquierda, desalmados que solo buscan una excusa para destruir.
Y otra pregunta es ¿porque siempre se usa el termino anarquía en esas coyunturas?
Menuda farsa. Menuda realidad la que nos plantan los media. Menuda broma.

Besos Anárquicos y Agur

1 comentario:

david dijo...

muy buen artículo jaime
el cerdo si embargo un poco exagerado, lo de volverse vegeta por ésto. ten en cuenta ke cada año nos intoxican, no con las carnes, no, con los cambios cíclicos de los mercados financieros de la carne. hoy el cerdo, ayer el pollo, antes de ayer las vacas. Cuidado con lo ke nos meten, no de carne, de información. seguro ke hay muchos ganaderos honrados, sobre todo los ecológicos, ke merecen ke catemos sus deliciosos ejemplares.
un beso camarada ta segi aurrera!!