28.4.09

La Influenza y Rumsfield




No soy amigo de las teorias conspiratorias. Pero otra vez las dudas me asaltan.
Influenza porcina. Una mutación extraña de un virus ya conocido.
¿Una creación de laboratorio militar?
¿Un arma de desestabilización? Un arma del miedo.

De nuevo la sombra de Rumsfield, el carnicero de Ohio, es larga y sinuosa.

Yo no me creo nada. De este mundo loco en el que vivimos todo es posible.

Un revelador trabajo de investigación del Informativo Pacífica, elaborado por el colectivo periodístico con base en California Pueblos Sin Fronteras, plantea varias interrogantes que los medios hegemónicos de comunicación han obviado, en su afán por generar terror entre la población. ¿Cuál es el origen del nuevo virus que ya ha matado a más de cien personas en México? ¿A quién beneficia esta epidemia? ¿Qué otras noticias está sepultando? ¿Para qué se está utilizando la emergencia en México? El reporte de Fernando Velázquez menciona un artículo de la investigadora Lori Price en el sitio web Globalresearch.ca , titulado "La gripe acaba con los memos de la tortura", en el que ésta señala que la influenza porcina, fabricada probablemente en laboratorios militares de Estados Unidos, ha acabado con la noticia de los memos sobre la tortura ordenada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) contra prisioneros en Guantánamo, Abu Ghraib, y cárceles secretas.


Leer más aquí






Javier Ortiz ha fallecido esta mañana por una parada cardio respiratoria.
Un sentido homenaje a una voz crítica y consecuente.
Javier Ortiz.
Descanse en Paz.


Besos y Agur.

27.4.09

Hola de nuevo amig@s


Pues si amig@s bloger@s.
El tiempo dedicado al blog se ha visto reducido drásticamente por una serie de razones que enumero seguidamente:

El día es mas largo y la luz es vida. Por eso aprovecho para hacer todo lo posible por no estar delante del ordenador.

La extraña sensación de tener que publicar. No. Me niego. Unos días de No Blog son de agradecer.

Los que trabajamos en casa tenemos menos tiempo. Ya sea limpiando, cocinando, poniendo lavadoras, llevándoles y trayéndoles del cole, haciendo actividades con mis chicos, lo cierto es que manejar un blog se hace complicado.

Las visitas me descolocan. Lo cierto es que para mi blog no hay nada peor que una visita de unos días de familia o amigos. Me rompe las dinámicas creativas y me rompe el ritmo de la actualidad.

Lo que me mueve es informar. Cuando la información es una obligación resulta complicado y trabajoso encontrar información que no sea la generalista, la de los falsimedia.

No hay ningún tipo de recompensa. No me importa. Solo con saber que estas ahí me vale.




Mi blog es único y personal e intransferible. Y orgulloso que estoy.
La red de redes es el único lugar en el que se citan millones de personas en todo el planeta.
Y aquí estamos. Incordiando.


Respecto al mundo en el que vivimos. Nada nuevo.
Seguimos con la lengua afuera, aferrados al reloj y el automovil, presionados desde la empresa, desde el estado, desde los bancos, desde la sociedad. Es una manera de vivir sin vivir.
Es una manera de sacrificar nuestro tiempo al servicio de yo que se quien y sin rechistar.

Ahora mismo nos encontramos en un baile de disfraces.Es el gran banquete, la gran fiesta de los del Club Bilderberg, una crisis inventada por la banca para sanearse a costa de todos, unas cifras de paro que asustan, una congestión generalizada de las empresas en forma de EREs para dejar en la calle a miles, con cifras y números que asustan y como colofón una sociedad alienada y sumisa que se muestra incapaz del mas mínimo punto de rebelión y de reflexión. Mientras los receptores estén encendidos no hay nada que hacer. Es la droga dura catódica, la muerte cerebral socializada, la catarsis del perdido.

El planeta esta harto de nosotros. Pasaros por aquí y vereis el mareo de cifras y números en la que vivimos. Al final todo es números y datos numéricos procesados. Que horror.

Por favor. Apagad el televisor y escuchar a los que os rodean.
Dejad el ordenador y daros un rato a la lectura.
Vivir amando que no es poco.


Besos y Agur.